Por Juan Pablo Berlinger*
@jpberlinger

 

Sin duda uno de los puntos más complicados en el día a día del deportista de disciplinas desconocidas es la forma de ganarse el sustento diario.

En varias oportunidades se ha dicho y repetido que en Chile no están las condiciones para vivir del deporte. Pero uno se pregunta, ¿cómo lo hacen los demás países?

Bueno, conozco un poco la realidad de un deporte que es considerado de élite: el remo.  A continuación detallaré los modelos de tres países diferentes: Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

El Reino Unido es la verdadera cuna del remo, que tiene orígenes aristocráticos (vean la Royal Henley Regatta) y académicos (el famoso Boat Race entre las Universidades de Oxford y Cambridge). O sea, toda una tradición elitista que tuvo que cambiar drásticamente desde hace 30 años, debido a los malos resultados en los JJ.OO.

El remo dejó de ser aristocrático y pasó a ser un deporte meritocrático. Además, con  una búsqueda de talento permanente que busca deportistas en todos los lugares y estratos sociales. Dado que ahora el deporte del remo pasó a ser meritocrático, el Estado, a través de U.K. Sports (entidad estatal equivalente a nuestro IND), financia un sueldo digno que equivale a un sueldo de entrada al mercado. Con esto logra mantener a los 40 deportistas británicos concentrados en el remo y asegurar que estos tengan los recursos suficientes para vivir bien.

Por otro lado, Francia implementó un modelo novedoso:  Se creó un incentivo especial para que empresas contraten a deportistas como sus empleados, pero que puedan recuperar parte de los sueldos que les pagan a través de incentivos que entrega el Ministerio de Deportes galo. Dado que el ciclo competitivo de un remero se extiende desde los 20 hasta bien pasados los 30 años, el estar activo en una empresa, trabajar y tener tiempo para entrenar genera una estupenda oportunidad para que el deportista  mejore su empleabilidad. Es más, la empresa EDF (Electricite de France S.A.) tiene a 16 empleados que están participando en Londres 2012.

Pero claramente en el otro extremo está Estados Unidos. Acá no reciben absolutamente ningún dinero estatal, por lo que las Federaciones y el Comité Olímpico deben subsistir básicamente de donaciones y sponsors. O sea, el modelo que ha tratado de introducir Leonardo Farkas en Chile es lo normal en los Estados Unidos. Y es más, nadie se enoja de donaciones públicas a deportistas o Federaciones.  Pero claramente como el deporte en Estados Unidos tiene que sobrevivir, los deportistas no reciben sueldos, sino simplemente una subvención que les ayuda a cubrir gastos.

Un ejemplo emblemático de los remeros norteamericanos son Robin Prendes, cubano de nacimiento, quién a los 6 años de edad junto a su familia llegaron a Miami. Ahí fue al colegio público, de calidad y gratuito (Coral Park High School, en el condado de Miami- Dade) y se ganó una beca para estudiar Economía en la U de Princeton, en donde siguió remando, siendo parte del 8+ Ligero de la U de Princeton. Graduado el año pasado, ahora está compitiendo en los JJ.OO de Londres en el 4- Ligero.

Además está el caso de Michael Blomquist, graduado de Economía de la U. de Harvard el 2003, quien hasta principio de este año trabajaba en un Banco de Inversiones en Londres en las que ganaba un sueldo estimado de 4 millones de Pesos. Él lo dejó para concentrarse en un 100% en entrenar para ingresar al equipo olímpico norteamericano. Dada sus condiciones y sus antecedentes (salió el 2005 campeón mundial en el ocho con timonel), recibía una asignación de menos de 400.000 pesos (lo mismo que cualquier deportista de élite chileno, e incluso menos). Pero lamentablemente no quedó clasificado en las internas del equipo olímpico norteamericano y no está presente en Londres.

Cómo podemos ver, en los deportes menos conocidos y hasta en los que se consideran “elitistas” es una falacia sostener que se puede vivir del deporte. Eso no es ni siquiera posible en los países más avanzados.

Claramente la actual realidad de los deportistas chilenos no es sana, pero creo que se debe fundamentalmente a una falta de educación de calidad en Chile. Hoy en día el deporte en Chile suele no ser compatible con la educación superior y más encima las empresas no están dispuestas a contratar a deportistas que se ausenten constantemente para competencias y entrenamientos.

Y el futuro lamentablemente no se visualiza mejor, ya que del gran debate nacional en torno a la educación el deporte ha estado completamente ausente, siendo que el deporte en otros países es fundamental para mejorar la calidad de la educación, hacerla más inclusiva y meritocrática.

Esto sería el mejor sueldo que les podrían dar a los deportistas de élite.

Pero al paso que vamos deberemos seguir esperando… 

*Ingeniero Civil Industrial. Ex-Monitor de Remo en el Ruderklub am Wannsee (Berlin, Alemania). Miembro del proyecto Remometropolitano.cl 

Tags

 
 
 

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.