El atleta chileno Cristián Valenzuela aún no dimensiona lo que acaba de conseguir en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Sigue con la adrenalina a flor de piel tras ganar la medalla de oro en los cinco mil metros y en lo primero que piensa es en festejar junto a la delegación nacional y a su familia, sobre todo con su madre.

Es por eso que revela que al cruzar la meta “se me pasó por la cabeza todo lo que me ha pasado, ha sido muy complicado, mucho esfuerzo. Pero este triunfo se lo dedicó a mi madre y estoy feliz por darle una alegría a ella”, le expresa a Emol desde Londres y con los gritos de los integrantes de la comitiva chilena que participa en la cita londinense como fondo.

Esta alegría se explica porque su madre estuvo de cumpleaños el 21 de agosto y él debió viajar a preparar su pretemporada. “Ella me pidió una medalla. Se la llevó de regalo de cumpleaños. La llamé desde el lugar donde me premiaron y le dije que la amaba y que era muy importante para mí”, confiesa emocionado.

Pero Valenzuela es consciente de que este triunfo no llegó solo, sino que detrás hay todo un trabajo, esfuerzo y preparación. Es por eso que asume este logro como “un premio de Dios” tras perder la visión a los 12 años de edad producto de un glaucoma.

Un hecho que llama la atención de este tipo de competencias es que los atletas corren con un guía a su lado que los orienta. En el caso de Valenzuela es Cristopher Guajardo. “Él es mis ojos. Hay una comunicación verbal porque ya la corporal la tenemos, hemos entrenado mucho tiempo con Cristopher y ya no es necesario que él me diga que hay un giro, una recta, nada”, señala.

Sobre esto mismo agrega que en el transcurso de la carrera le iba preguntando en qué lugar iban y “él me animaba a que siguiéramos adelante. Tengo cuatro guías pero trabajo con Cristopher desde el 2011″.

Y junto con el honor y la medalla dorada, Valenzuela se hará acreedor de parte del IND de 800 UTM ($31.656.000 a la fecha) a fin de año. Pero no sólo eso. Con la conquista de hoy el oriundo de Conchalí se convirtió en el atleta chileno con el mejor Prodar (Programa Deportivo de Alto Rendimiento) del país: $2 millones mensuales durante el periodo olímpico, es decir, hasta el arranque de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Si el atleta decide retirarse de la actividad perderá de inmediato el Prodar.

“Me parece buenísimo pero es una cosa que no quiero pensar todavía, quiero disfrutar el momento, el triunfo. La plata después vendrá y se gastará, pero por ahora quiero disfrutar lo que significa esto para mí, mi familia, mi equipo. Quiero agradecerle públicamente al Comité Olímpico, a don Neven Ilic, a ADO, gracias a ellos pudimos hacer una buena pretemporada”, rememora.

Finalmente, y sobre las versiones de poca cobertura de los medios nacionales para la delegación nacional en Londres, Valenzuela no dramatiza y señala que “no es poca, pero podría ser más. Hubiera sido lindo que se hubiera mostrado en directo este triunfo, pero hay que seguir trabajando y demostrando que nosotros los paralímpicos igual podemos darle alegrías a Chile”, concluye.

Fuente: Emol

 

Comenta!

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment